El secreto beauty del K-Pop

En medio de la fiebre generada en nuestro país por el SM Town Live, el festival pop coreano más grande del mundo, sorprende la belleza de las cantantes, todas con una característica en común: piel perfecta y “makeup-no makeup”. Aquí algunos tips para inspirarse.

En sólo un par de años los productos, técnicas y tutoriales de maquillaje que vienen desde Corea del Sur invadieron el mundo de la cosmética, revolucionando todo. En general las coreanas destacan por su piel, que se ve perfecta, suave y luminosa; ojos prácticamente naturales o sólo sombra en tonos coral o rosa; pestañas con bastante máscara, y labios casi siempre con efecto húmedo o gloss.

“Siempre hidratar la piel es el primer paso para conseguir un maquillaje de calidad”, señala Madeleine Marchant, subgerente de marketing de Preunic. “Ellas privilegian el aspecto fresco por sobre un look recargado y opaco. Por eso los ojos de las cantantes de K-Pop prácticamente no llevan maquillaje. La mayoría usa sombras en tonos coral y anaranjados, como las que tenemos de nuestras marcas Jordana y wet’n’wild, y varias capas de máscara de pestañas para dejarlas bien definidas. Algunas recurren al smoky eye, pero no es lo más común”, agrega.

Se dice que uno de los secretos mejor guardados tiene que ver con el “método de los 7 pasos”, o “7 Skin Method”. Se trata de aplicar 7 veces tónico, proceso que devolvería la hidratación a la piel, dejándola resplandeciente y sin grasa. Es algo así como un tratamiento de shock para todo tipo de pieles, pero ideal si la tienes deshidratada o con falta de luminosidad.

Otro secreto es que se limpian el rostro dos veces, primero con un desmaquillante en aceite (que elimina la grasa y el maquillaje y permite hacer un masaje facial), y después con uno de base acuosa, gel o espuma, para eliminar los restos de suciedad.

¿Cómo consiguen que el maquillaje parezca eterno? Gracias a la técnica Jamsu, que en coreano significa “sumergir en agua”. Lo primero es aplicar primer, base y corrector de manera normal; después cubrir con una capa gruesa de polvos sueltos, y luego sumergir la cara en agua fría durante 30 segundos. Secar con toques suaves y terminar con los ojos y labios. Dicen que con esta técnica el maquillaje no tiene brillos, y dura todo el día.